viernes, 20 octubre, 2017
Inicio » Fútbol » Querido Marcelo, llorar es de equipos menores.
Querido Marcelo, llorar es de equipos menores.

Querido Marcelo, llorar es de equipos menores.

Querido Marcelo, al teclado una valencianista como cualquier otra que el pasado sábado, al verte en rueda de prensa haciendo esa afirmación tan a la ligera, le empezó a hervir la sangre. Sé que nunca me leerás, pero puede que muchos que piensan como tú sí lo hagan, así que diriguiéndome a ti, me dirijo indirectamente a ellos. Según tú y los tuyos, somos equipo menor y perdemos tiempo. Aprovecharé unas pocas líneas para decirte un par de cosas, para que te hierva la sangre a ti también (o a vosotros, según se mire).

Primeramente decirte que lo de “equipo menor” se nos queda pequeño a los valencianistas. Y es que un equipo menor no llena campos como nosotros; ni se desplaza alrededor del mundo donde juegue nuestro equipo; ni apoya aun sabiendo que resulta dificil la victoría. Puede que para ti, que juegas en un equipo coronado de privilegios, todo esto te resulte superficial, pero es que los que sufrimos por cada punto, estas cosas nos parecen grandes. Tu equipo recurre a arbitros, a quejas varias o a lloros en el comité de competición para lograr sus objetivos. Los que tu llamas pequeños estamos 90 minutos con el corazón en un puño por que nuestro equipo consiga cada punto. Nos quejamos de los árbitros pero en el bar; sobrevivimos a los partidos sin nuestras figuras y somos capaces de plantarle cara a los favoritos.

Este “equipo pequeño” lleva varios años coloreándoos la cara (en casa o como visitante) a vuestro “equipo grande”. Habréis ganado más Champions que nosotros o puede que os tengamos que hacer el pasillo, pero aún os vais escaldados cada vez que os enfrentáis a nosotros, así que tan pequeños no seremos. Porque este equipo os plantó cara otro año más, en vuestro campo, frente a vuestra afición que gritaba “manos arriba esto es un atraco” por perder. Creeme, esas cosas sí que son de equipo menor. Porque nosotros nos pusimos por delante aún con el resultado en contra y nos sentimos orgullosos de los nuestros pese al empate. No buscamos excusas para desviar la atención ni recurrimos a quejarnos de los árbitros por penaltis inexistentes. Y es que los grandes no hacen eso. Como bien decía hace años un tifo en vuestra grada: las desigualdades arbitrales solo la buscan los que solo saben llorar.

En cuanto a lo de perder tiempo, creo que como vosotros nadie es especialista en eso, pero vamos que aún con la supuesta perdida, os pusimos las pelotas (de fútbol) como colgante cuando vistéis en el marcador que ibáis por debajo. Y fue cuando vuestra afició hizo gala de lo que es llora para recurrir a las desigualdades arbitrales. Porque en el tema del tiempo todo el mundo sabe que no precisamente os tienen que dar lecciones, permíteme que te recuerde que uno de los tuyos se tiró un minuto en el suelo para evitar que le sacarán una amarilla. Así que querido, no me digas que nosotros perdíamos tiempo. No le cuentes cuentos a quien se inventa todas las historias.

Así que desde aquí, desde mi humilde ciudad representante de un equipo menor y humilde (según tú), te mando mis más cordiales saludos a ti y a los que piensan como tú. Y un consejo con ello: la próxima vez que te coloreen la cara y tengas que salir en rueda de prensa, piensa en lo pasado antes de llamar equipo menor a alguien. Un saludo de Otamendi y Barragán. Creo que Neto también os manda saludos. Un humilde abrazo a Cristiana de mis partes y os vemos en la segunda vuelva, esta vez en casa. Att: una aficionada menor.

Acerca de Merce Llopis (@Merceediitas)

Merce Llopis (@Merceediitas)

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.