martes, 11 diciembre, 2018
Inicio » Actualidad » Cómo pasar de la gloria al ridículo en una Liga
Cómo pasar de la gloria al ridículo en una Liga

Cómo pasar de la gloria al ridículo en una Liga

Os voy a dar la receta para conseguir que un equipo pase de volver a ser respetado, a dar vergüenza y hacer el ridículo ante uno de los peores equipos de la Liga. Esta primera división que no es más que un mercado donde todo está vendido de antemano.

  • 1º: Haz rotaciones con jugadores que realmente no están para jugar 90 minutos. Sólo revulsivos. Sí, es cierto que Mina está teniendo una efectividad digna de estudio, pero realmente… ¿Aporta al juego colectivo lo que el equipo necesita? Y ya que estamos. Si el partido de hoy era importante, ¿por qué alinear a Vezo como titular junto a Montoya? Así tendremos una banda por donde puede atacar hasta un equipo cojo.
  • 3º: Si es posible haz estas rotaciones después de un partido desastroso ante el glorioso Alavés donde te juegas la Copa, y justo antes de que visite Mestalla un Real Madrid herido y que ahora huele tu sangre y tu miedo. Ambos lo agradecerán. No te olvides luego de decir en Rueda de Prensa que todos los partidos son importantes…
  • 4º: Si tú, como presidente de un club, o lo que sea, vieras algo que no es justo con tu equipo desde hace meses, no digas nada. Recuerda que estás aquí como representante y estandarte de valores tradicionales, mercantiles y olé. No se te ocurra levantar la voz, eso sólo lo pueden hacer otros equipos más respetados. Hacerse respetar está pasado de moda. ¿Qué te has creído… Florentino?
  • 5º: Escoge un comité de arbitraje que no sea imparcial. Y si hay que votar a favor de esta Liga, ¡vota! Cualquier árbitro que pite al Valencia debe de saber que una falta merecedora de tarjeta roja a un jugador Che, pongamos como ejemplo a Guedes, no será ni amarilla, pero si ocurriera al revés no debe dudar en expulsar al jugador valencianista. Como ejemplo perfecto de buena actuación debe de servir el arbitraje de hoy en Las Palmas. La próxima semana no jugarán ni Paulista, ni Vezo, ni Zaza…
  • 6º: Relacionado con lo anterior, es de vital importancia que haya jugadores que no sepan lo que se juegan y se comporten como niños enrabietados. No hace falta tener cabeza para discutir lo que no se debe y cuando no se debe. El jugador del Valencia no debe nunca de olvidar que no es Piqué, ni Ramos, a ellos sí les está permitido acordarse de la familia del colegiado.
  • 7º: Como jugador del Valencia no te dejes la piel todos los partidos. Con que lo hagas sólo en los partidos que consideres, vale. Joder… no es tan difícil. Lo hemos demostrado en muchos partidos. No queremos ganarlo todo, ni que digáis palabras bonitas en redes sociales. Sólo queremos que defendáis el escudo del Valencia desde el primer minuto hasta el último. Si lo hacéis no os dejaremos de apoyar nunca. Ni uno solo de los valencianistas nos merecemos volver a pasar la vergüenza de los últimos años ni un minuto más.
  • 8º: En lo referido al entrenador ocurrirá como antes he dicho. De igual manera. Cualquier entrenador puede quejarse, incluso de manera ostensible y con faltas de respeto continuas, pero no si es entrenador del Valencia. Marcelino, e hijo, no pueden siquiera salir del área técnica. Tal vez si llevaran pelo de estropajo o algo así merecerían respeto.

    Tranquilos, Jémez no dijo nada.

  • 9º: No fiches. Y si fichas, tampoco te gastes mucho. Tampoco es un club que lo merezca tanto como para realizar esa inversión. De todas maneras, piénsalo, siempre puedes fichar a Vietto, pero que siga jugando Mina.
  • 10º: Hagamos cuentas. Cuatro partidos perdidos de los últimos siete. Una media de más de un gol recibido por partido en lo que llevamos de temporada. No tenemos una media mejor en efectividad en la delantera. Si esta es la progresión, sacad cuentas. En febrero no estaremos entre los 4 primeros.

Con todos estos ingredientes no dudéis que se podrá volver a ser el hazmerreír de la Liga, todos los valencianistas volveremos a sentir un dolor y una vergüenza inmerecida y que ya llevamos tiendo acarreando. Y oye, sin problema. Al fin y al cabo, los entrenadores y los jugadores van y vienen… ¿No funciona esto así?

P.S.: Iros todos a la mierda. Los que deshonráis el escudo de mi Valencia, y también los árbitros y su maravillosa Liga manipulada inclusive. De todas formas, seguro que vosotros podréis dormir a pierna suelta. Yo ya os digo que no.

Acerca de Pablo Catalá

Pablo Catalá
Al final, la esencia no está hecha solo de victorias. El camino es lo importante... Valencianista, escritor, profesor, parte de un sentimiento que nos une a muchos. Sígueme en @pablogueado

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.