Miércoles, 28 Junio, 2017
Inicio » Actualidad » La culpa no es solo de Suso
La culpa no es solo de Suso

La culpa no es solo de Suso

La culpa no es solo de Suso.

Vaya por delante que creo, sinceramente, que la labor de Suso García Pitarch como director deportivo del Valencia C.F. ha sido uno de los peores insultos que ha recibido últimamente la entidad de 97 años de historia. De hecho, llamarlo director deportivo es ir demasiado lejos, pues ni siquiera ejerció como uno: una estructura formada por 3 personas y un poder de decisión completamente nulo, Suso ejercía, reconocido por él, más como un asesor que como un director deportivo al uso: “Es el modelo con el que trabajamos”.

Empleando ese mantra como escudo ante cualquier crítica hacia su trabajo, el exjugador ha montado una de las peores plantillas que jamás se recuerden en el Valencia C.F., con unos errores de planificación que nos hacen tener a 3 porteros en la plantilla con sueldos de futbolistas de primer nivel cuando estamos jugando únicamente 2 competiciones, la ausencia total de un 9 puro o el mantenimiento de jugadores como Aderlan Santos, Abdenour o Parejo mientras no se han encontrado sustitutos a gente como André Gomés o Paco Alcácer. Y todo esto mientras se dedicaba a lanzar comentarios aleccionando a la afición sobre valencianismo (de paso también arreaba a la propiedad, todo sea dicho).

Si su dimisión ha sido de verdad como circula ahora mismo en la prensa (vía SMS tras no cerrar un fichaje por culpa de Lay Hoon y Peter Lim), si realmente se ha dedicado a vender por ahí, como dicen otros medios, que los fichajes estaban mucho más avanzados de lo que lo estaban en realidad para poner en entredicho al club o si hay un trasfondo más profundo detrás, supongo que tarde o temprano nos enteraremos, sin embargo, creo que sería justo que se hiciera un repaso a su faceta de director deportivo en el Valencia, porque definitivamente aquí las culpas no se han repartido de la misma forma.

Porque, si hay alguien a quien culpar de todo esto, si hay alguien que se ha cargado estructura tras estructura deportiva que había en el club y si hay alguien realmente responsable de que el Valencia esté al borde de la segunda división, ese alguien es Peter Lim. Suso, como se ha dedicado a repetir una y otra vez, solo ha trabajado bajo las órdenes que le han dado, con la estructura que le han ordenado. Si Suso se reunió con el agente de Pellegrini, mantuvo contactos con Sampaoli o Villas Boas e informó de ello para que luego le dijeran que querían un perfil de entrenador joven e inexperto “para que tuviera más hambre” (es decir, para que no alzara la voz y no se quejase del circo en el que han convertido el Valencia) y que fuese a por el perfil Baraja o Pako y él lo hizo, la culpa no es solo suya, sino de quien dio la orden. Si se le ordenó ir a por un perfil determinado de jugador, dejando de lado lo que creía que era mejor para el Valencia, la culpa es otra vez del que dio la orden. Y si se le ordenó ser un incompetente en su labor como director deportivo, la culpa es de quien dio la orden. Si vendieron a Paco Alcácer a sus espaldas y no le dijeron nada al respecto, y él no protesto, entonces de nuevo, la culpa no es solo suya. Y aquí las órdenes las da Peter Lim, como ya ha dejado bien claro. Por eso, si vamos a culpar de cosas a García Pitarch, hablemos también de Lim.

A pesar de que su dimisión me parezca algo lógico y normal, pues se había convertido en el blanco de la afición y apenas podía seguir escudando a los dirigentes del Valencia, creo sinceramente que por desgracia llega realmente en el momento equivocado: entre peleas, egos y la nefasta, humillante y lamentable gestión de Peter Lim, auténtico responsable de la situación actual del Valencia C.F. se venda como se venda, el Valencia ha llegado al mercado de enero siendo noticia a nivel internacional por ir de ridículo en ridículo en sus resultados, por la dimisión de su entrenador y ahora por la dimisión de su director deportivo. Y esto ocurre cuando aún se tiene que hacer una limpieza de jugadores para aliviar el fair play financiero y acabar las con manzanas podridas de la plantilla (y con el gusano que vive en ellas, Fede); cuando se tienen que realizar los fichajes de un delantero que  siempre está pero nunca llega (y que viendo el circo que hemos montado, no viene ni drogado), de un mediocentro y de un defensa central; eso sin olvidarnos del entrenador, que después del 1-4 frente al Celta y el nuevo incendio de Suso, parece que queda en segundo plano. Cuando el otro día Suso habló de responsabilidad, entendí que se refería justamente a eso: irse ahora era más un nuevo incendio que una solución. Y ahora que ha dimitido, así ha resultado.

Ahora se dice los primeros nombres en la lista de futuro director deportivo son Subirats y Fernando Gómez. Suena bonito, sí. Ambos realizaron buenos fichajes (muy buenos en el caso de Subirats) durante su etapa en el Valencia C.F. Pero hablar hoy de esos nombres es un insulto a la afición. Yo pregunto, ¿alguien se cree de verdad una cosa así? ¿De verdad, después de lo que se ha hecho con tantos y tantos empleados en el club, van a ser capaces de dar el mando a un profesional real? ¿O Lim quiere volver a jugar a ser el más listo del lugar con su colega Mendes para hacerse de oro fichando chavalines portugueses? Y aunque vinieran, ¿de verdad alguien cree van a tener libertad para hacer lo mejor para el equipo? Me parece que todos sabemos la respuesta. Para eso que se quede Alesanco mientras Lim decide qué cojones quiere cargarse ahora. De momento, las riendas las tiene Alesanco, ya veremos por cuanto tiempo. Me avergüenzo de haber creído lo que dijeron, queda esperar a ver si son capaces de enderezar el rumbo o nos dirigimos a la hecatombe final.

P.D.: Mención especial para los niñatos llorones de los futbolistas, a Pako Ayestarán y a Cesare Prandelli por su granito de arena a que el Valencia esté en el estercolero del fútbol europeo, sin vuestra colaboración no habría sido posible.

Acerca de José Fernando Carrero Martín

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.