Domingo, 20 Agosto, 2017
Inicio » Actualidad » Valencia- Español. Del odio al amor en 90 minutos…
Valencia- Español. Del odio al amor en 90 minutos…

Valencia- Español. Del odio al amor en 90 minutos…

Valencia 2 – Español 1. Del odio al amor en 90 minutos…

Hemos pasado tanto tiempo esperando los resultados a favor que, cuando por fin conseguimos los 3 puntos, nos parece un sueño hecho realidad. Estábamos cansados de los empates y de la imagen de los nuestros sobre el campo, dejando una penosa visión de juego sobre los campos de toda España. Se ha criticado desde la dirección deportiva, pasando por la presidencia hasta terminar señalando a los jugadores como principales culpables de los malos resultados cosechados a lo largo de la temporada. En realidad, eran ellos los que jugaban los partidos y los que valen supuestamente los millones que ponen en sus fichas.

El Valencia se enfrentaba al Espanyol en Mestalla, que nuevamente no volvía a fallar a los suyos, pese a la mala temporada. Con un horario criticable en plena mañana del domingo, Mestalla volvía a estar lleno para dar a los suyos el apoyo necesario para poder poner fin a la mala racha y desentenderse de los puesto de descenso. Y los jugadores salieron a dar la cara y desde el primer minuto, se supo que no iba a ser otro partido infumable y aburrido.

El equipo salió ordenado en defensa y en ataque, con un centro de campo cómodo y con las ideas claras, donde destacaba la entrada de Carlos Soler. Pronto se crearon las oportunidades de gol y esta vez, no solo se quedaban en ocasiones, sino que en el minuto 15 de partido, Martín Montoya puso el 1-0 en el marcador tras una jugada de tiralíneas iniciada por Nani desde la banda izquierda. Mestalla estalló de alegría y con este resultado terminaron los 45 primeros minutos.

Ya en la segunda parte, empezaron el aluvión de tarjetas para los locales y, en solo 10 minutos, vieron tarjeta amarilla cuatro jugadores del Valencia (Carlos Soler, Parejo, Munir y Gayá) al que se uniría Diego Alves poco después tras la protesta de una acción sobre Gayá. En el minuto 66, tras el cambio poco antes de Munir por Cancelo, Santi Mina pondría el 2-0 tras una falta lanzada a la perfección por Parejo para que, tras el despeje de Diego López, lo empujara el jugador gallego a las redes españolistas. Ya en el minuto 86, el Espanyol puso el miedo en el cuerpo con el gol de David López, que colocaban el 2-1 final en el marcador.  Esta vez, el equipo supo llevarse los tres puntos sin sufrir apenas en los minutos finales. Los cambios de Aderlan Santos por Mario Suárez dejaron una ovación al central del Valencia que se unió a la que se llevó minutos posteriores, el autor de segundo gol, Santi Mina, en su cambio por Bakkali, tras desfondarse todo el partido sobre el terreno de juego, luchando por cada balón.

Del partido se pueden destacar diversos jugadores pero sobre todo, como puede ser el canterano Carlos Soler, que jugó los 90 minutos dejando destellos de buenas jugadas y de calidad sobre el campo. También Santi Mina se llevó los aplausos tras su cambio por una buena imagen durante todo el encuentro, en el que se le vio luchando por todos los balones divididos y en el que tuvo que ser cambiado porque sus fuerzas ya no le permitía continuar sobre el césped. La vuelta de Nani pareció ser decisiva para todos el equipo, porque se vio como el jugador portugués explotaba la banda izquierda, dando ocasiones de gol como la del primer tanto valencianista. También el regreso de Ezequiel Garay dio una estabilidad a la defensa que había perdido partidos anteriores en los que se vio obligado a jugar con una defensa improvisada debido a las bajas.

El arbitraje fue el claro protagonista en la segunda parte, después de que el colegiado no viera faltas claras a favor del equipo che ni diversas acciones que deberían haber sido penadas con tarjetas para el conjunto visitante. El trío arbitral fue despedido de Mestalla entre pitos por su mala imagen, algo que no ensombreció el aplauso que se llevo el equipo en su conjunto por parte del respetable, una vez acabado el encuentro. La vuelta de Javi Fuego y de Quique Sánchez Flores fue otra de las imágenes llamativas que dejó el encuentro. El entrenador fue recibido entre aplausos y elogios por los valencianistas, que le agradecían su pasado en el conjunto local.

Se vio un cambio de ambiente en Mestalla que valoró con buenos ojos la actitud mostrada por los suyos tras el encuentro y agradeció la suma de los tres puntos, algo que no se conseguía desde el mes de octubre. Está claro que cuando los jugadores quieren, pueden mostrar una imagen mejor que la vista en los pasados meses y que no siempre es culpa de quién presida el banquillo, sino que la gran carga de peso de los resultados la tienen aquellos que saltan al campo.

Otra imagen importante fue la presencia en la grada del nuevo fichaje del Valencia, Simone Zaza, que pudo ver sus nuevos compañeros tras su llegada desde Londres. El jugador llevará el dorsal 12 y estará disponible a las ordenes de Voro a partir del siguiente partido. Recordemos que el jugador se incorpora al conjunto che en calidad de cedido (3 millones de euros) con opción de compra obligatoria si juega 10 partidos por una cifra que rondaría los 15 millones de euros. Esperemos que la imagen mostrada no sea solo un espejismo sino el primer paso para una nueva etapa donde abunden las victorias y la suma de puntos.

Acerca de Merce Llopis (@Merceediitas)

Merce Llopis (@Merceediitas)

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.